Educación

HEPATITIS, ENFERMEDAD DE CUIDADO.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la hepatitis es una inflamación del hígado que puede causar afecciones graves como la cirrosis o un cáncer de hígado. Actualmente este padecimiento afecta de manera global a 328 millones de personas, de las cuales 257 millones están infectadas por el virus de la hepatitis B y 71 millones padecen infección de hepatitis C (una de las principales causas de cirrosis y cáncer de hígado). Es importante destacar que 11 naciones concentran el 50% de los seres humanos infectados de hepatitis.
En México alrededor de 1.4 por ciento de la población padece algún tipo de hepatitis. Cifras de la Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud, indican que en los últimos 10 años, en el país, la hepatitis A tiene una incidencia de 16.8 por cada 100 mil habitantes.
El año pasado la Secretaría de Salud registró que, de las 32 entidades federativas, las más afectadas por el virus de la hepatitis A fueron Yucatán con incidencia de 44.8, Baja California Sur, con 37.8, Sonora, 34.8, Aguascalientes, 32.9, y Querétaro con 32.4.
Una seguradora nacional explicó que durante el 2015 se atendieron 453 casos por un monto de 76.5 millones de pesos, mientras que para el 2016 durante 2016 se atendieron más de 430 casos de hepatitis, generando un costo total en atención superior a los 100 millones de pesos, es decir que si bien en número de casos la diferencia entre una año y otro fue menor, el incremento en los tratamientos fue muy superior, ya que el monto promedio que se pagó por cada tratamiento se incrementó en 37.5% al pasar de poco más de 168 mil pesos a rebasar los 232 mil pesos.
En lo que respecta a 2017, se reporta que durante el primer semestre de este año se han registrado más de 210 casos, lo que ha generado un costo superior a los  25 millones de pesos.
En México, el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), alerta respecto de la hepatitis como un padecimiento en ascenso, por lo que tener medidas preventivas es vital, además de informar sobre este padecimiento para que se brinde atención oportunamente y evitar contagios. Las cifras más recientes en México precisan que al menos son 1.4 millones de mexicanos diagnosticados con hepatitis C y cada año se registran cerca de 20 mil nuevos casos.
Ante este panorama, la prevención a través de medidas de higiene para el consumo de alimentos y bebidas, evitar uso de instrumentos médicos y quirúrgicos no esterilizados y consultar a su médico inmediatamente después de haberse expuesto a una situación de riesgo, así como el uso de la vacuna y la atención oportuna en caso de personas que ya tengan el virus, son  las mejores herramientas para abatir los índices de habitantes con este padecimiento.
print